En el mundo digital en que vivimos, las noticias falsas se han convertido en un desafío diario               para el periodismo. Una posible solución a este problema podría ser encontrada en el uso de la tecnología blockchain.
 
Hasta ahora, la blockchain ha tenido una presencia exclusiva en el mundo de las criptomonedas. Pero su función como herramienta para compartir información de manera descentralizada podría ser usada en el periodismo como método de verificación. ¿Podría la blockchain ayudar a determinar si una fuente de información es veraz, o simplemente falsa?
 

Los desafíos actuales del periodismo

A través del tiempo, nuestro mundo se ha convertido cada vez más mediático y esto ha dado cabida a la creación y distribución de información falsa en todo tipo de ámbitos. En la política, por ejemplo, es común ver el uso de propaganda y escándalos construidos con el fin de difamar y mal influenciar la opinión pública. Estos problemas se han convertido en un desafío diario para el periodismo veraz.
Pero la historia no acaba allí, debido a la nueva práctica de “Deepfakes”, un término en inglés que proviene de la combinación de “Deep Learning” y “Fake News”. Este nuevo concepto de noticias falsas hace referencia a todos aquellos videos en los que se manipulan los rostros de sus protagonistas de manera muy realista utilizando inteligencia artificial. Este tipo de aplicaciones hacen casi imposible poder distinguir hechos reales de hechos falsos.
 
A pesar de que los medios tradicionales de información como televisión, radio y periódico han tenido una menor sintonización en los últimos años, estos medios aún representan la fuente de información más confiable para la mayoría de los usuarios. 
 
Desafortunadamente, es cada vez más común la manipulación maliciosa de información de sitios legítimos para dar forma a narrativas y opiniones. Al cambiar algunas palabras de un canal de noticias, por ejemplo, uno podría pasar un ángulo completamente de una noticia sin dejar de afirmar que el mismo se origina en ese canal de noticias. Esto implica que el arte de falsificar noticias está muy por delante de las medidas implementadas para contrarrestarlas. 

¿Cómo puede la blockchain resolver el problema de las noticias falsas?

La tecnología Blockchain es sinónimo de cada intento criptográfico de aplicar descentralización y transparencia para eliminar problemas de confianza.
Ha sido la tecnología de próxima generación más promocionada desde 2017, y aunque aún no ha tenido una aplicación amplia fuera del mundo de las criptomonedas, sus capacidades inherentes siguen siendo una potencia tecnológica.
El periodismo no se queda atrás en la exploración de esta nueva tecnología, y se cree que la blockchain se puede aplicar en el ámbito noticiosos para combatir las fake news o noticias falsas, ya que estas funcionan bien con la ayuda de la tecnología.
Si, por ejemplo, tomamos la herramienta Photoshop para editar fotos, encontraremos incontables casos en los que una imagen ha sido manipulada de una manera tan convincente, que aunque siendo parte de una noticia falsa, puede ser considerada como real. 
La tecnología blockchain podría ofrecer soluciones en tales casos, manteniendo copias originales en libros contables inmutables.
Los datos ingresados ​​en la blockchain serían la base para compartir un tema determinado a través de un resultado de cálculo matemático conocido como hash.
Un hash adjunto a un dato determinado, se replicaría exactamente igual cada vez que se volviera a cargar el mismo. Cualquier alteración sería inválida o rompería la cadena, apuntando así a la interferencia. 
La descentralización es una característica crucial de la blockchain que también podría ayudar combatir a las noticias falsas y ‘deepfakes’, al permitir una participación imparcial dentro de las comunidades.
En los sistemas tradicionales, los productores de contenido vetan los comentarios sobre sus contenidos. Cualquier crítica al contenido suele ser desechada, mientras que los comentarios favorables suelen tener prioridad.
En este caso, la opinión pública es fácilmente influenciada  por lo que el creador de contenido decida compartir. La blockchain, sin embargo, garantizaría que todas las personas puedan opinar, y si las críticas negativas tienen una calificación más alta, estas no podrían ser sometidas a la preferencia del creador.

Otras vías para combatir las noticias falsas 

Un enfoque más sofisticado para la descentralización, y adoptado por la fundación Civil, ha sido crear un «mercado periodístico» en el que los participantes apuestan por desafiar a la prensa falsa.
Dado que la blockchain sustenta los datos digitales, los actores dentro de la comunidad poseen “tokens” que pueden utilizarse para disputar la veracidad de una noticia. Cuando una noticia es marcada, el sistema procede a verificar si es real o no. Además, al vincular directamente a periodistas y consumidores, se elimina la influencia de factores externos como publicistas, actores políticos e individuos con intenciones maliciosas. Este modelo también facilita la prensa, de manera gratuita, de formas nunca antes vistas.
Si bien es esencial que el público busque activamente combatir las noticias falsas, esto resulta más desafiante de lo que se puede pensar.
Como hemos visto, la cadena de bloques puede ser una herramienta útil que se puede aplicar en el periodismo para combatir las noticias falsas.
Después de todo, frente a las manipulaciones tecnológicas, incluidos los bots, los trolls y los portales digitales orientados poco serios, la solución para mitigar los efectos de la información falsa radica en la capacidad de confirmar la autenticidad instantáneamente. La capacidad de la blockchain para hacer esto podría contribuir a la solución de este problema en un futuro cercano.